(995 x 150 px) (1)

16123035063898342209

Rolando Figueroa gobernador: de la pesada herencia del MPN a la ¿verdadera justicia social?

Es el primer mandatario de Neuquén que no asume por el histórico MPN.

Análisis
Neuquen-Figueroa-gobernador-primer-dia-foto-mati-subat-03

TWNQN_BECAS_970x90_NIVEL_PRIMARIO

 Apelación a la identidad y el interior. Cuentas públicas, en el ojo de la tormenta.

Rolando Figueroa esta dando sus primeros pasos como gobernador de Neuquén, a medida que va completando su gabinete en distintas áreas de gobierno, va camino a equilibrar lo mas urgente posible las cuentas publicas provinciales, para eso arrancó con un discurso que defendió a la población del interior profundo, sinceró la realidad de las cuentas públicas, con un tono de similar parecido al de la campaña a gobernador, adelantó una modificación del Estado provincial en la relación con la ciudadanía y convocó a un nuevo gran acuerdo para mejorar el sistema educativo. Ajuste a la política, pero cuidado de los sectores vulnerables, fue el principal anuncio, diferenciándose shock prometido por el presidente Javier Milei.

Quien barriera con 60 años del Movimiento Popular Neuquino (MPN) desde adentro en los comicios de abril pasado, abrió su discurso en la Legislatura, con el recuerdo de Felipe Sapag, prócer del partido. “Recibió una provincia pobre, con recursos, pero le desvelaba saber que su gente era pobre”, rememoró. “Muchos años después, puedo decir que somos una provincia con recursos, de potencialidad, pero con el 40% de pobres”, se lamentó al describir un retraso en infraestructura, servicios y un gran déficit social.
 
Durante toda su alocución tocó la fibra histórica de la neuquinidad, con imágenes de la transmisión oficial de personas en el campo o diversas urbes emblemáticas. Durante el tiempo que estuvo frente a los micrófonos, bajó una línea de identidad regional fuerte y determinante en la gestión.

En similares términos se quejó por la falta de recursos energéticos en muchos poblados, algo “inadmisible” en la tierra de Vaca Muerta. Habló de variables macroeconómicas, de inflación galopante y se quejó de la coparticipación. “Somos una de las provincias más relegadas a la hora de recibir fondos por habitante”, recordó.
La pobreza neuquina, explicó, está atada a decisiones internas y externas. Citó los valores que impone el Estado nacional, una variable que atenta sobre el manejo de las cuentas públicas. “Nos reconoce un escaso valor por productos primarios y nos sacan valores de nuestras exportaciones”. Así anunció un desfinanciamiento de las arcas neuquinas superior a los 20 mil millones de pesos durante el último mes.


Justicia Social
Habló de injusticia, de un mal manejo de los recursos y desfinanciamiento crónico de la provincia. “Pocos reciben mucho y muchos reciben poco. Neuquén está injusta”, lanzó en el recinto de una Legislatura renovada en sus bancas.

El momento duro fue el del sinceramiento. Recordó que Neuquén tiene 1160 millones de dólares de deuda, con cuotas exorbitantes por saldar en 2024. “Casi 500 millones de dólares tiene que pagar el Ejecutivo el año que viene, pero el Estado somos todos”, se lamentó.

Si bien fue lapidario, le agradeció a su antecesor Omar Gutiérrez por el rol de “estadista” en la transición, algo que no le impidió adelantar un tijeretazo a la planta política. Rolo aclaró que debe utilizar fondos de regalías para pagar los salarios de enero y ya esta trabajando un ajuste para acomodar los números.

 “La política debe dar el ejemplo. Vamos a eliminar el régimen de jubilaciones de privilegio, de hecho enviará hoy a la Legislatura el proyecto para eliminar el régimen de jubilaciones de privilegio del Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN).  Disminuiremos, como mínimo, un 50% de cargos políticos, cortar con los alquileres de camionetas. Jerarquizaremos al empleado en planta permanente”, dijo antes de anunciar una auditoría profunda sobre lo que Gutiérrez y Jorge Sapag le dejan en el Estado.

En cuanto al manejo de los planes sociales, se refirió a los “intermediarios” que extorsionan a quienes necesitan ayuda. Habló de una gestión regionalizada, eficiente, que se acerque a la ciudadanía para no ser un hecho tedioso.

Al cierre, el disidente que construyó un proyecto político similar al de Jorge Sobisch, en el llano y desde las bases, se despidió: "Valió la pena, desde tierra adentro, todo fue parte de este largo camino. Mi único camino y compromiso es con Neuquén. Vamos a trabajar poniendo la unidad provincial, federal, que defienda en todo momento a sus recursos y su gente". 

Tras ocho meses de educada transición, el nuevo gobernador retomó el mensaje opositor que lo llevó a ganar las elecciones del 16 de abril.

multimedia.normal.867762e476b86014.MTQ0MzYwMTI4NDE5MjE2ODM0MDBfbm9ybWFsLndlYnA=

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email