(995 x 150 px) (1)

16123035063898342209

Patricia Bullrich define con su mesa chica los términos para convocar a Larreta a la unidad de JxC

El comando halcón se reunió este lunes en una cita con final abierto y sin apuro. El resultado de Milei confirmó el análisis del expresidente Macri, pero representa un desafío para la coalición de cara a octubre.

Política Redacción Redacción
1f4d157a-d5b2-4794-9db2-37f343265dcdjpg

TWNQN_BECAS_970x90_NIVEL_PRIMARIO

Los resultados de las PASO en Juntos por el Cambio (JxC) no significaron solamente la victoria de Patricia Bullrich frente a Horacio Rodríguez Larreta, sino que plantearon, y así lo harán durante la semana, el desafío que tendrá la coalición para mantener los votos que cosechó, construir la expectativa de cambio frente al oficialismo y dejar en el espejo retrovisor las diferencias de una competencia que alcanzó niveles de belicosidad que preocuparon hasta el expresidente Mauricio Macri.

Al cierre de esta nota, la candidata a presidente del frente llevaba reunida más de tres horas con su mesa chica. Entre ellos estaban Luis Petri, Cristian Ritondo, Hernán Lombardi, Néstor Grindetti, Juan Pablo Arenaza, Damián Arabia y Cristian Larsen.

En la cumbre comenzaron a definir la estrategia que tendrán de cara a las generales y cómo será el acercamiento con el sector de Larreta y el tendal de heridos que dejó la caída del jefe de Gobierno porteño. La gran duda que tienen los estrategas de la ex ministra de Seguridad es si, de cara a octubre para cooptar el electorado de las palomas que quedó huérfano, los halcones deben moderar su discurso o si mantendrán las bases dialécticas que les permitieron ganar la interna.
"Hay tiempo para pensar, recién pasaron 12 horas de la elección", analizó uno de los integrantes del círculo de confianza de Macri, uno de los gran ganadores de la noche del domingo por doblegar a Larreta cuando pretendían jubilarlo.


Bullrich, ahora como la única representante de JxC para la Casa Rosada, tiene la certeza de que se mantendrá como la referente del "anti-Gobierno", definición que tomó de Macri.

El expresidente desde hace varios meses que repite que hay un giro en la sociedad hacia esa postura y que la coalición opositora tenía que ir con una opción que represente ese concepto y no una centrista. De ahí que haya repetido tanto en campaña la necesidad de plantear el "Para Qué", nombre de su segundo libro.
Con el objetivo de entrar en la segunda vuelta, la candidata y Grindetti, su representante bonaerense, confían que mantendrán los votos que cosechó Diego Santilli, una de las internas más parejas del espacio. "Primero hay que mantener esos votos adentro, después ver cómo seguir buscando por afuera", expresó uno de los fundadores del PRO. Previendo el escenario del lunes post-PASO, Macri se encargó de remarcar que, a diferencia de JxC, el espacio libertario de Milei no tuvo competencia interna que lo desgastó durante la campaña. Así explica que el diputado haya sido el más votado.
En el nido halcón se esperanzan con algunos mensajes que les llegan desde distintas jurisdicciones que aseguran que cuidó los votos de Milei, algo que -dicen- no se repetiría en las generales. Sin embargo, hay provincias en donde JxC tendrá que poner a prueba su músculo electoral. Una de ellas es Córdoba, donde la coalición quedó tercera después del economista y el gobernador Juan Schiaretti. "Negri (Mario) dijo que íbamos a tener un problema ahí, no lo escucharon. Por eso no quiso ser candidato", remarcó un radical cordobés.

Lo mismo se replica en otras provincias, como es el caso de Chubut, San Juan, San Luis y Santa Fe. En los cuatro distritos JxC no logró trasladar a nivel nacional los votos de las elecciones locales. Por eso, rápidamente, las figuras de la coalición opositora que se enfrentaron en las PASO en los territorios pusieron en marcha operativos de fotos de unidad. No los une el amor, sino el espanto de quedar terceros en octubre.

La celeridad de las bases no se refleja a nivel nacional. El encuentro entre Bullrich y Larreta, que se daba como algo inminente en la noche del domingo, todavía no tiene fecha principalmente por la desconfianza que reina entre ambos.

La candidata presidencial no tiene apuro e impondrá sus condiciones. Si bien el jefe de Gobierno no tiene nada más que perder, después de ser el gran derrotado en las PASO, quiere conocer el "tono" de la convocatoria de la ex ministra de Seguridad antes para aceptar el convite. "Anoche (por el domingo) cambió el ecosistema de la coalición. Ambos quieren que gane JxC y van a dar todo para eso, pero en la competencia pasó mucha agua por debajo del puente", consideró uno de los miembros fundacionales del espacio opositor.

multimedia.normal.867762e476b86014.MTQ0MzYwMTI4NDE5MjE2ODM0MDBfbm9ybWFsLndlYnA=

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email