(995 x 150 px) (1)

16123035063898342209

Muerte del soldado en Zapala: el fusil no posee ningún tipo de huellas

La familia de Pablo Córdoba sostiene que el arma fue limpiada y le solicitó a la Justicia una ampliación de la autopsia. Aquí los detalles de las pericas del arma.

Policiales Redacción Redacción
64e5ecf8830b0_905_510!

TWNQN_BECAS_970x90_NIVEL_PRIMARIO

La muerte del soldado Pablo Jesús Córdoba genera más dudas sobre el devenir de la investigación, el resultado de las pericias sobre el fusil arrojaron que no tiene huellas tangibles de quienes lo manipularon:  ni del joven fallecido, ni del armero, ni de la persona que lo encontró, tampoco de la enfermera que, en su declaración, admitió haber retirado el arma de arriba del cuerpo del soldado, sin guantes.

Frente a estos nuevos resultados, la familia del soldado fallecido está más segura que nunca de que a su hijo lo mataron y hubo cómplices para ocultar pruebas o plantar elementos que desvirtúen el camino de la verdad. Sin embargo, la Justicia Federal sigue manejando la hipótesis de suicidio. 
 

Pablo Córdoba fue encontrado con dos disparos en la cabeza, en el Grupo de Artillería 16 de Zapala, el 1 de junio de 2023.
Datos sobre el fusil FAL que portaba Pablo Córdoba 

El arma reglamentaria del soldado voluntario Pablo Gabriel Jesús Córdoba, de 21 años, hallado muerto de dos disparos en diferentes lugares de la cabeza en el Grupo de Artillería 16 de Zapala, no recargaba de manera automática una munición después de cada disparo. Esa tarea se debía ejecutar de forma manual, lo que agiganta las dudas sobre la posibilidad de que el joven se haya disparado dos veces a sí mismo.

Por otra parte, la manipulación del arma determinó que el cargador encaja con normalidad y que no tiene defectos que provoquen su expulsión de manera accidental. Como se sabe, el soldado fue encontrado en el suelo, herido de extrema gravedad, con el fusil sobre el cuerpo o a 90 centímetros de distancia, de acuerdo a contradicciones detalladas por los testigos, y el cargador sobre una pierna.

 La familia de Pablo Córdoba sostiene que su muerte fue un homicidio y el responsable está adentro del Ejército. 
 

Qué dice la familia

 Natalia Uribe, mamá del sodado fallecido, expresó en declaraciones a radio La Red que: "Realmente estamos convencidos de que ha sido todo manipulado, que el arma fue limpiada y plantearon cosas en la escena. Por eso creemos que es absurdo que el juez siga planteando la situación como suicidio y no investigue un homicidio, como corresponde".

 A la vez, la familia de Córdoba sigue solicitando a la Justicia Federal una ampliación de la autopsia. Posiblemente se realice a fin de mes o a principio de septiembre. "Necesitamos que determinen el calibre de los disparos, cuál fue el primero, qué daño produjo cada uno de ellos", agregó la madre de Pablo.

Otro dato que surgió en las pericias es que el cargador del arma no se podía salir solo por el cimbronazo del disparo. "Había que hacer mucha fuerza para sacarlo", comentó la mujer. Por esto, sostienen que "el fusil ha sido limpiado".
 

"El fusil no tiene absolutamente ninguna huella. Se hicieron dos pericias y en las dos se determina exactamente lo mismo", comentó la madre de Pablo Córdoba.  


La familia insiste con la hipótesis de un homicidio. Cree que el responsable está dentro del Ejército y que hay más gente involucrada para tapar el crimen. "El juez tiene que reconocer que investigó mal, dar un paso atrás y cambiar la carátula. Nos tiene que decir quién fue el responsable y cuál fue el motivo", cerró  Natalia Uribe, mamá del sodado fallecido.

multimedia.normal.867762e476b86014.MTQ0MzYwMTI4NDE5MjE2ODM0MDBfbm9ybWFsLndlYnA=

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email