(995 x 150 px) (1)

16123035063898342209

Estilo Rolando Figueroa: control extremo, territorio y alta exposición

El gobernador desanda la crisis. Orden y síntesis para controlar su gabinete al milímtetro. Paritaria 2024, primer y necesario hito en la gestión.

Por Ariel Boffelli
imagepng

TWNQN_BECAS_970x90_NIVEL_PRIMARIO

Rolando Figueroa cumple un mes al frente de la gobernación de Neuquén. Se afianza como referente de la Patagonia.

Rolando Figueroa cumplió un mes como gobernador de Neuquén con la premisa de ordenar un Estado provincial que conoce al detalle por sus diversos roles dentro del Movimiento Popular Neuquino (MPN), el partido que lo formó durante su carrera política, del que se fue para poder ganar y al que hoy le piden que vuelva. Para armonizar las cuentas, sumergido en la incertidumbre que genera el presidente Javier Milei con sus medidas económicas, bajó la línea de auditar cada dependencia estatal. Control extremo, para reducir a fondo el costo político, es su prioridad. Mientras profundiza su influencia, rosquea con colegas de la Patagonia para protegerse de la motosierra libertaria.

La extensa transición, en la que conoció la realidad del organigrama que dejaba la gestión de Omar Gutiérrez, aplica al monitoreo del funcionariado que lo acompaña en su primer gabinete, caracterizado en algunos casos por las ideologías opuestas de quienes ocupan distintos ministerios y en otros por la inexperiencia en cargos de alta exposición.
 
Sabe que su figura sintetiza. Con la tenacidad y apetito político de siempre, recorre la provincia entre parajes y ciudades de diverso peso demográfico para demostrar que su gestión, al menos, buscará saldar las desigualdades entre la opulencia de la capital y el atraso de décadas de algunos poblados en el interior profundo.


La defensa de ese ser social neuquino lo interpela. Por algo citó a don Felipe Sapag en su discurso de asunción, donde avanzó en los anuncios a cuentagotas sobre el descalabro que generó el MPN en algunas áreas y sentó a una criancera del norte en la primera fila, muy cerca de su atril.
Los primeros 30 días de gestión fueron de orden, reducción de la planta política en el gabinete y escucha permanente de intendencias para el reordenamiento de prioridades. La presencia en el territorio para Rolo es vital, por eso se mueve permanentemente de la capital a los municipios e intercede personalmente para controlar los conflictos naturales de una provincia tan diversa como Neuquén.


 rolando-figueroa-fue-zapala-y-se-fotografio-su-contrincante-2023-marcos-koopmann
Rolando Figueroa fue a Zapala y se fotografió con su contrincante en 2023 Marcos Koopmann.


La regionalización tiene que ver con poder aplicar políticas de Estado que beneficien a las regiones según su perfil productivo, turístico y social de manera ordenada y conjunta”.

Ya estuvo en Zapala, para ordenar la región centro. Se fotografió con el intendente Carlos Koopmann (MPN) y su principal contrincante en abril pasado, el exvicegobernador Marcos Koopmann. El martes fue hasta Aluminé, caminó los pasillos de una dependencia sanitaria con medicina mapuche y completó el día con intendentes de municipios de la región sur, que continuaban la agenda en la cordillera. De esa reunión salió un pedido para que regrese al MPN y se convierta en el jefe del partido, cuando venza el plazo de Gutiérrez en la Junta de Gobierno y de Jorge Sapag en la Convención.

Mientras cocinaba fotos con la senadora Lucila Crexell e influyentes jefes comunales, celebraba en la cordillera la aprobación de la emergencia sanitaria que le permitirá sortear la crisis en los hospitales. El debate que se dio en la Legislatura fue una muestra del amor-odio con algunos actores del MPN, que en su mayoría lo respaldan en esta etapa.

 
Los días previos a que ingresara el proyecto, se generó un cortocircuito por el reclamo del verborrágico diputado Claudio Domínguez, a quien en los pasillos de la gobernación tildaron por sus expresiones como parte de los resabios del pasado. Sea cual fuere el origen de la furia del operador en la capital, conocedores de la política neuquina sugieren que fue el primer round de una discusión que altera el orden y sólido acuerdo de Figueroa con el partido provincial, aunque el gobernador sugiere que no hay riesgo a futuro.

Desde que rompió con un sector del partido patagónico que lo formó durante su carrera política, Figueroa fortaleció su rol de armador. Dejó la vicegobernación, en 2019, para construir desde el llano un frente que lo depositara en la Casa de Gobierno. Con tenacidad y ambición, pasó la interna del 2021 para convertirse en diputado y llegar al Congreso con la lista violeta.

La minuciosa construcción del frente Neuquinizate, que lo distanció temporalmente del MPN, tuvo su pico en el cierre de listas 2023. Incluyó a sectores liberales, kirchneristas, del PRO, justicialistas y radicales, sumado a desencantados emepenistas, para destronar al partido que lo formó en la vida institucional. En el parlamento provincial, se sostiene por un acuerdo amplio que incluye al MPN con su bancada de diez escaños, la más numerosa.

Espadas en el gabinete
La mesa chica de la gestión la integran sus leales históricos: el jefe de Gabinete, Juan Luis “Pepe” Ousset, y la ministra de Desarrollo Humano, Gobiernos Locales y Mujeres, Julieta Corroza. Esta dupla conforma el círculo íntimo que lo acompañó para modelar el exitoso armado electoral y trabajan con la decisión de optimizar los recursos públicos.

“Está obsesionado con acomodar el desorden y descontrol de la administración”, dice un integrante de su gabinete. “Sabe todo lo que hacemos y está permanentemente encima nuestro”, comenta tajante.

La decisión de administrar los recursos al detalle y no caer en la trampa del asistencialismo bobo originó una gran auditoría. Ordenó a su ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral, Lucas Castelli, relevar la entrega de planes sociales durante todo 2023. La decisión de avanzar sobre este tema es un mensaje a la sociedad en medio de reclamos históricos contra la cúpula del MPN, encarnada en el último tiempo por Sapag. La medida no cayó muy bien en algunas organizaciones sociales, que prometen resistencia.

El gran desafío de Rolo es equilibrar las diferencias internas. Tender puentes es obligación entre el funcionariado, que visiblemente abreva en dogmas opuestos. Eso se demostró cuando la ministra de Educación, Soledad Martínez, ferviente defensora del modelo político ejercido por el matrimonio Kirchner, se descargó en las redes sociales contra el presidente Milei por sus medidas económicas.

 
Mientras su jefe negociaba con el ministro del Interior, Guillermo Francos, la incontinencia tuitera exteriorizaba que la unidad fronteras adentro no es similar a la que traspasa los límites neuquinos, donde confrontan posturas entre socios.

Otro reto será mantener la paz social. Conocida la inflación de diciembre, los sindicatos de la planta estatal y docente saben que se aplicará la cláusula gatillo que les posibilita enfrentar los aumentos imparables. Sin embargo, ese beneficio caduca en breve y en el gabinete tienen la orden de contener los reclamos y renegociar paritarias.

“Pediremos la continuidad de la fórmula atada al IPC”, reconoció Marcelo Guagliardo, titular del gremio docente ATEN, en un anticipo del sinuoso tiempo de negociación que se aproxima.

El gremio ATE, con dispar posicionamiento en las regiones, amagó con arruinarle a Figueroa el encuentro de gobernadores por el retraso del pago de salarios en Villa La Angostura. En una carta abierta se le reclamó soluciones al intendente electo Javier Murer y al gobernador, que se instaló en El Messidor varios días. Finalmente, en la previa de la foto regional, el dinero apareció.

Control extremo, territorio permanente, defensa del federalismo y alta exposición. Estos ejes caracterizan al gobernador neuquino para el cargo que "se preparó toda la vida". Su gestión acaba de iniciar en medio de una crisis nacional histórica.

multimedia.normal.867762e476b86014.MTQ0MzYwMTI4NDE5MjE2ODM0MDBfbm9ybWFsLndlYnA=

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email