(995 x 150 px) (1)

16123035063898342209

Belleza de Arteaga se ha convertido en una máquina de ganar

La de Chos Malal logró su tercer éxito de Grupo 1 y noveno consecutivo al imponerse en el Gran Premio Estrellas Distaff, un gran regalo de cumpleaños, la yegua se ganó el viaje a Estados Unidos.

Deportes Redacción Redacción
355889667_643122344504802_1160913042456769289_n

TWNQN_BECAS_970x90_NIVEL_PRIMARIO

Belleza De Arteaga agiganta su figura entre las fondistas353825867_643122454504791_7603259473498198619_n

Ya no hay dudas de que entre las fondistas Belleza De Arteaga se quedó sin rivales en el turf argentino. Y la magnífica representante de la caballeriza lo ratificó esta tarde al hacer suyo el Gran Premio Estrellas Distaff (G1), logrando así su tercer éxito consecutivo en el más alto nivel de su campaña y, además, la novena conquista al hilo, redondeando así una campaña notable.
A la hora de la verdad y con el oficio que la caracteriza, la yegua de Chos Malal hizo lo de siempre y dando la sensación de que simplifica lo que a priori parece complicado. Moviéndose en la quinta posición en el desarrollo, mientras la invicta Life Is Strange enseñaba el camino, William Pereyra, jockey que la conoce como ninguno a la alazana, aguardó la recta para desplegar lo mejor del repertorio de la hija de Cosmic Trigger criada por Bioart S. A.
Y en ese último tramo de la competencia la galopadora de la familia Valenzuela mostró la entrega de siempre para hacer valer su atropellada en el momento preciso; esa que le permitió pasar de largo a Punta Turquesa, que había dominado fugazmente cuando la puntera de Stud Rdi dio por cumplida su misión, en los metros finales y para superar a la de Santa Ines por 2 1/2 cuerpos tras 2'86c. para los 2000 metros.
Obra del "team" Pellegatta, en cada salida a la cancha Belleza De Arteaga le dio la razón a su propietario, Cacho Valenzuela, desde aquella vez que "le echó el ojo" y la eligió en un remate. Y quien hoy está disfrutando, junto a su familia, de un sueño hecho realidad que parece no tener límites.

Belleza de Arteaga se ha convertido en una máquina de ganar. La yegua del stud neuquino Chos Malal lleva nueve triunfos seguidos, incluyendo las cinco veces que la montó William Pereyra. En el Distaff (G1-2000m), la prueba en la que se encontraba con la invicta brasileña Life is Strange y la uruguaya Demi Moore, ofreció otro show. La primera de éstas corrió adelante y se entregó pronto. La otra, por la que se pagó un enganche de 4,5 millones de pesos para anotarla, nunca remontó. Terminaron muy lejos.

La emoción apenas lo dejaba hablar a Cacho Valenzuela, que compró a la alazana cuando ya era vencedora de dos cotejos y se ilusionaba “con ganar dos o tres”. Todo superó lo imaginado cuando llegó al equipo de Roberto Pellegatta. “A poco de tenerla en Palermo me dijo Juan Saldivia que servía mucho. Nunca pensé vivir algo así. Esto vale más que cualquier oferta que me puedan hacer, y para cerrar su campaña vamos a ir a Estados Unidos”, asegura quien comparte la propiedad con su hijo Jorge.

 
Será una embajadora argentina en la Breeders’ Cup. Se clasificó gracias a su victoria en el Criadores de Palermo el mes pasado. “Siempre te dicen que hay que viajar con mucha anticipación para la adaptación, pero nosotros vamos a ir un mes y medio antes, con todo el equipo de acá. Vamos a hacer la nuestra. Estar ahí es un premio que se merece la yegua, que después seguramente irá a alguna subasta allá”, revela Cacho, ya sin poder contener las lágrimas.

multimedia.normal.867762e476b86014.MTQ0MzYwMTI4NDE5MjE2ODM0MDBfbm9ybWFsLndlYnA=

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email